Radiofrecuencia

Los tratamientos con radiofrecuencia suelen aplicarse para el tratamiento del dolor crónico. El tratamiento más frecuente es la rizólisis lumbar o cervical. Mediante la rizólisis se pretende conseguir una denervación de las terminaciones nerviosas dolorosas de las facetas articulares para el tratamiento de la lumbalgia crónica y el síndrome facetario lumbar. Habitualmente se aplica una técnica de radiofrecuencia convencional para realizar una lesión térmica de las terminacionaciones nerviosas de las facetas para aliviar la lumbalgia o la cervicalgia.

Los tratamientos con radiofrecuencia pulsada, por sus efectos neuromoduladores, son aplicables a otras patologías, como el dolor neuropático o la neuralgia de trigémino.

 

Patologías:

Para su comodidad, también puede solicitar una cita online